Blog

Mercadeo digital, publicidad en google, agencia de mercadeo digital

Las virtudes del website

Las virtudes de una página web

Una Página web le permite a tu empresa la oportunidad de tener mayor visibilidad y brindarle al público una mejor experiencia con respecto a tu marca, tus productos o tu organización. Una buena página web te permite informar sobre los distintos aspectos de tu empresa u organización y hoy en día es un valioso activo para vender en línea y parte importante de una buena estrategia de eCommerce

¿Cuál es el objetivo de una página web?

Los objetivos pueden variar según el tipo de empresa, organización o persona que las utilice, pero podemos decir que la mayor parte de páginas web caen en 6 grandes categorías por su objetivo, sin embargo, algunas o pueden que tengan varios objetivos a la vez. Así que, ¿cuáles son los objetivos más comunes de una página web?

Vender

Si, vender a través de las páginas web es un objetivo muy común. Quizás el primer ejemplo que te venga a la mente es Amazon. Sin duda es la empresa más grande en cuanto vender por internet se refiere. Pero para nada es la única, hay miles sino millones de empresas que tienen sitios web a través de los cuáles puedes comprar. Dentro de esta categoría no sólo ponemos a los que venden en línea. También a empresas como algunos de nuestros clientes que promueven sus productos y servicios generando clientes potenciales que luego serán atendidos ya sea a través del teléfono, los sistemas de mensajería o en las instalaciones de la empresa o incluso en casa de los clientes. Si tu objetivo es vender es importante que tengas en claro las diferencias que existen entre empresas B2B (Business to Business) y B2C (Business to consumer) y cómo eso impacta tu estrategia y el diseño que tienes que hacer de tu página web, la estrategia de generación de tráfico y los procesos de atención de clientes ya sea en venta en línea o seguimiento.

Comunicar

Algunas páginas web, sobre todo las de importantes empresas o instituciones tienen cómo principal objetivo comunicar sobre sus objetivos, sus acciones y sus procesos internos. Los sitios “corporativos” y los sitios de instituciones gubernamentales son los ejemplos más claros de este objetivo. Sus páginas web contienen muchísimos datos orientados a comunicarle al público sobre todo tipo de tema. Tienen informes, cifras, descripciones de procesos y en muchos casos también son la fuente de información oficial. En muchos de ellos te puedes asociar, afiliar y o descargar la información relevante. Ejemplo de este tipo de sitios es el de uno de nuestro cliente que comunica sobre sus actividades y promueve sus objetivos.

Informar

Se diferencian esencialmente de los anteriores en que son medios de noticias. Su objetivo es difundir información, noticias sobre terceros, ya sea de orden político o sucesos en los cuatro puntos cardinales del planeta. Además de recopilar la información, la tratan, la contrastan y la enriquecen. Su objetivo además de informar es tratar todos los temas relevantes para su audiencia y realizar análisis para la mejor comprensión de los temas por parte de su público objetivo.

Formar

En esta era de la información y con cada día mayores capacidades tecnológicas, la Formación, se ha vuelto un objetivo creciente. Aunque algunas páginas web podrían considerarse eminentemente comerciales cómo algunas plataformas de idiomas, hay muchas entidades sin fines de lucro que están formando en línea a cientos de miles de personas. Hay también muchas plataformas donde personas, empresas e instituciones ponen a disposición del público su contenido formativo. Por otro lado, los colegios y universidades (tenemos uno de cada uno entre nuestros clientes) han recientemente intensificado y mejorado su oferta de formación on line debido a la pandemia y es un sector que está en franco crecimiento.

Entretener

De estos sitios seguro conoces a varios, en ellos tenemos por ejemplo las principales redes sociales que, aunque también informan y generan discusión, su principal objetivo es entretener. También encontramos gigantes del internet como Netflix o YouTube. Las páginas que buscan entretener también se cuentas por miles y las encuentras desde sitios para adeptos a juegos cómo a belleza pasando por la farándula y el fitness.

Discutir

Otro objetivo importante es generar discusión sobre temas distintos, ya sea generales o especializados. Por ejemplo, muchas páginas web generan discusiones apasionadas sobre temas varios, quizás uno de los ejemplos más puntuales es Reddit, pero no es el único. Además, hay sitios especializados de Ciencia donde se discuten temas especializados y se intercambian opiniones y resultados de estudios en áreas tan diversas cómo la medicina, la antropología o la física.

Compartir

Hay en internet, desde sus inicios, una cultura muy enraizada de compartir. Compartir todo tipo de cosas cómo fotografías, software, música, etc. Ejemplos cómo Flickr, Softonic o la difunta Napster han dejado su huella en el internet y creado comunidades que siguen tendencias cómo el software libre. También hay páginas web para compartir conocimiento, documentos, películas, etc. Algunas son criticadas por compartir contenido con derechos de autor, pero ese es otro tema.

agencia de mercadeo digital, publicidad en google, servicio de redes sociales

¿Qué características debe tener?

Una vez que sabemos cuál es nuestro objetivo debemos considerar que todo lo que hagamos en nuestra página web debe estar orientado a cumplir con dicho objetivo y este quizás es uno de los problemas más grandes de quiénes abordan el problema ya sea desde una perspectiva de diseño (que se vea bonita) o desde una perspectiva tecnológica (que esté al último grito de la moda de programación) Porque si pusiste atención empezamos el artículo definiendo el objetivo. Es decir, tú haces tú página web para cumplir tu objetivo, no para tener una página web. Desgraciadamente mucho de la oferta de distintos proveedores se centra en “mire que bonita quedó” o “la programamos en el lenguaje más complejo que hay disponible hoy en día y cumple los estándares del GPFDLTyT (Gremio de Programadores Fanáticos de la Tecnología y Techies)” No hay que entender mal el asunto, por supuesto que el diseño y la programación son importantes en el proceso, pero son totalmente irrelevantes si su página web no cumple con el o los objetivos para los que se diseñó. Por eso construir una página web implica un trabajo ante todo de reflexión y de diseño de la experiencia y la navegación y no tanto uno de diseño gráfico y programación. Es decir, si mi objetivo es vender, debo tener en cuenta cómo mi grupo objetivo verá mi página web y cómo va a navegar en ella. Que información necesito compartir de inmediato y cuál no. Más que los colores y la tecnología, me tiene que preocupar si mis clientes potenciales encuentran la información relevante para ir avanzando en lo que llamamos el “túnel de oportunidades”. Si es su primera visita ¿Cuál es la información más relevante que tengo que compartir con él sabiendo que quizás no me dedique más de 1 ó 2 minutos de su tiempo? Si nos ha visitado varias veces ¿Qué es lo que está buscando? Y si hablamos de la sumatoria de las acciones de todos los que visitan mi página web ¿Cuáles son las páginas más visitadas y por qué? ¿Cuándo entran leen realmente lo que está escrito? ¿Cómo hago para comunicar de forma eficiente mi mensaje en el menor tiempo posible? ¿En que posición debería estar en la pantalla de la computadora y en la del teléfono el botón de “Más información” de tal suerte que se maximice la cantidad de personas que lo presionen? Si mi producto es para mujeres de 25 a 50 años, ¿Cómo se si efectivamente esas son las personas que están llegando a mi página web y no hombres de 15 a 20 años?

Finalmente hay que entender también que una buena página web está en constante evolución y que hay mucho de ensayo, medición y mejora para irse acercando al objetivo deseado, que al igual que el horizonte se mueve a medida que vamos avanzando.

Pero bueno ofrecí características más arriba y lo voy a hacer de forma breve con explicaciones sencillas.

Características de una buena página web

Carga en menos de 3 segundos

Y si, la velocidad juega un papel importante en nuestra sociedad de hoy en día y mucho más en el internet. Ojo, estoy adaptando esta cifra porque en países con mejor internet la gente espera que las páginas carguen aún más rápido. La optimización de las páginas web en cuanto a velocidad es otro de los temas de nunca acabar y de permanente vigilancia. Para lograrlo entran en juego muchos factores, tales cómo la calidad del hosting (cuidado con lo que le venden barato porque es posible que sea sinónimo de mala calidad), la calidad de la programación y la optimización de los recursos. No los voy a aburrir con cachés, CDNS y optimización de fotos, pero una buena página web, carga rápido. Sobre todo, porque está demostrado que cada segundo que añades al tiempo de carga se mide en posibles clientes que abandonan la navegación de tu página porque simplemente no tienen tiempo. Podemos quejarnos de los defectos de la velocidad en nuestra sociedad, pero el hecho es que pierdas clientes potenciales si tu página web no carga en un tiempo prudente.

Entrega información relevante muy rápido

Esto lo mencionábamos arriba, una buena página web comunica de forma concisa con la ayuda de buen copy, buen diseño y buen maquetado un mensaje claro para que tus clientes potenciales o visitantes entiendan muy rápido tu propuesta de valor o cuál es tu objetivo. Una buena parte de este esfuerzo no tiene que ver con diseño ni programación sino con la redacción. Las palabras adecuadas (el buen copy) pueden ayudarte muchísimo a entregar ese mensaje que haga que tus clientes potenciales o visitantes se queden a ver más. Luego viene el maquetado, el diseño y la programación. Sólo después.

Tiene una lógica de navegación clara

Cuando las personas llegan a tu página web debe existir claridad en cómo van a navegar en ella. Llegaron a una landing page, ¿Cuál es el paso que espero que den? Es decir, en cualquier caso, debemos tener claro lo que quisiéramos que hicieran nuestros clientes potenciales para convertirse en clientes. Por ejemplo, si vendo ropa para hombre, esperaría que mi visitante llegue a mi página web, vea algún tipo de contenido atractivo que lo motive a buscar algo para él, que busque lo que quiere, que vea si hay de su talla, que lo ponga en el carrito de compras, que siga buscando si hay algo más que le interesa y si no, que vaya al carrito de compras a finalizar la compra, pague, de sus datos y salga. Cualquier cosa que haga difícil ese camino ideal debe estar fuera de mi página. Si por el contrario vendo algo que no se puede enviar, cómo un servicio, una casa o una experiencia, mi diseño de navegación debe ser distinto. Probablemente mi interese más concertar una cita con el cliente potencial o quizás describirle con un video los beneficios de mi producto antes de ofrecerle que haga una llamada a un call center. El objetivo es tener claro esto y actuar en consecuencia y eso no va a pasar si la persona que te está ayudando a hacer tu página web no tiene la experiencia o los conocimientos necesarios. (Esto nos lleva también a considerar si es buena idea darle un trabajo así a una sola persona cuando es claro que la variedad de conocimientos requeridos para esto es más de lo que una sola persona puede dominar)

Tiene rastreadores

Otro de los pecados más recurrentes entre quiénes “hacen páginas web” es que las hacen, las entregan y no se enteran si la página web está cumpliendo con los objetivos y eso en gran parte es porque la relación termina ahí y porque las páginas no tienen rastreadores. Una buen página web tiene rastreadores para que quién la administra de manera COTIDIANA pueda saber cuanta gente está llegando a la página web, de donde proviene ese tráfico (de Facebook, de Instagram, de Google), cuánta gente se va en menos de un segundo, si las personas que navegan en la página son del perfil que deseamos (queremos mujeres pero están llegando hombres), si al menos terminan de ver la primera página o si su forma de navegar es más o menos cómo lo pensamos. Todos esos datos nos indican que tan bien estamos acercándonos al objetivo y no podemos saberlos si la página no tiene rastreadores.

Tiene buen SEO

Si, si, es una cosa de especialistas, lo sé, pero un buen SEO es garantía de más y mejor tráfico, no es el objetivo último, es cierto, pero hay más probabilidad de vender si te visitan mil personas al día que si te visitan 2 al mes. No me voy a extender en esto mucho, pero lo que tienes que saber es que el SEO bien hecho lleva muchas horas de pensar y muchas horas de trabajar. ¡Ah! y SEO significa Search Engine Optimization o en buen español Optimización de Buscadores que en nuestro medio es sobre todo Google. Solo para ser un poco preciso, SEO es un conjunto de técnicas que hacen que tu sitio sea más popular y que la gente lo encuentre más fácilmente sobre todo si se logra colocarlo en la primera posición de las búsquedas de Google. Ahora bien, ese trabajo se realiza por cada término o palabra, es decir que para colocar a una página web entre los primeros resultados de una búsqueda lo tienes que hacer para cada palabra que quieras “optimizar”. Pero cómo hay otros competidores la lucha es salvaje y sin fin. ¡Que alguien se apiade de nosotros las agencias que nos ocupamos de eso!

Nunca para de mejorar

Así es amigos, si creyeron por un instante que tener una página web era; contratar a alguien, que la haga y nos vemos en 5 años, pues lamento decirles que nada más lejos de la realidad. Una buena página web necesita además de un mantenimiento técnico en sus componentes, para que entre otras cosas no te la hackeen (si, si hay gente muy mala dispuesta a arruinar el esfuerzo de muchas horas de trabajo) mantenimiento de contenidos. ¿Puedo rebajar el tiempo de carga en una fracción de segundo? ¿Es posible mejorar la cantidad de clientes mediante la mejora del home? ¿Las landing pages están funcionando cómo se diseñó? ¿El tráfico web está aumentando o disminuyendo? y ¿por qué? ¿Necesitamos subir nuevos productos, otras fotos, otros blogs? Todo acompañado de la dosis de SEO que cada nuevo contenido requiere. Es decir, es un trabajo que paga, pero que requiere esfuerzo y es quizás ese el gran problema. Como en cualquier otro negocio, en este del mercadeo digital, la publicidad y las páginas webs, entran muchas personas con estándares de profesionalismos muy bajos. A veces no porque sean malas personas, sino porque simple y sencillamente puede más el hambre que hacer las cosas bien. Ofrecen productos que saben que no podrán cumplir nunca con los objetivos de los clientes, pero los ofrecen muy baratos y hacen el negocio y se llevan su dinero para la casa. Por eso es que después los profesionales nos topamos con aseveraciones cómo la que escuché recientemente “Tener una página web no ayuda a cerrar clientes” Y pues debe tener razón, para su caso. Pero el punto no es que las páginas web no puedan lograrlo, lo que no puede lograrlo es una página mal hecha, sin estrategia y sin profesionalismo.

Tienen una estrategia clara de generación de tráfico

A mi me encanta la analogía que una página web es cómo un local comercial, es decir, usted puede diseñar un bonito sitio web/local comercial, invertir en bonitos colores, lindos estantes/carruseles, la última caja registradora/sistema de cobro en línea y luego cerrar el local/página web, echar llave y san se acabó. Pues eso es justamente lo que hacen muchos al contratar una “página web”. Contratan la página, se las hacen y luego le echan candado y tiran la llave. Por eso nosotros en general no “vendemos” “páginas web” porque por si sola no alcanza, hay que tener una estrategia clara de generación de tráfico, para que mucha gente llegue. Igual cómo cuando abre su local saca sus bocinas y pone música para que la gente se entere que llegó al barrio. Igual. Solo que esa no es tarea de diseñadores ni de programadores, es tarea de un equipo de mercadeo que lo entienda como un todo y que se complemente con diferentes tipos de conocimiento que logren los resultados deseados.

Ahora ya saben, si quieren una página web que cumpla con sus objetivos deben cumplir con estas recomendaciones para que su inversión valga la pena. ¡Ah! Y por cierto, si vendemos sitios web bien chileros. Chulo tu chucho colocho.

agencia de mercadeo digital, publicidad en google, servicio de redes sociales

Leave a reply

Call Now Button
Close Bitnami banner
Bitnami